Pages

miércoles, 18 de mayo de 2016

HECTOR FLORES OSUNA

QUE MATE LA BEBIDA, NADA VAS A LOGRAR si tú siempre me has dado un MAL PAGO ahora OLVIDATE DE MÍ que AUNQUE ME CUESTE MORIR, A PLAZOS, NO DISFRUTARAS, NO HABRA DIVORCIO mírate en el ESPEJO que ya no eres una SEÑORITA, SI FUERAS LIBRE y no fueras un AMOR GITANO dejarías de ser una CANALLA. 

Biografía obtenida:  http://prpop.org (Fundación Nacional para la Cultura Popular)

 Hector Flores Osuna


 Héctor Flores Osuna, nace el 25 de enero de 1923 en Caguas, Puerto Rico y fallece el 2 de julio de 2004 en su pueblo natal.

Con más de 500 canciones grabadas a través de toda América, Héctor Flores Osuna no sólo figura entre los compositores puertorriqueños más prolíficos, sino que también es uno de los más prestigiosos. Irónicamente, donde menos reconocimiento se le ha brindado es en su patria. Al punto de que, en no pocos países se cree que es mexicano.

Aunque es inmensa la cantidad de éxitos que se acreditó, en voces de los más famosos intérpretes, una sola de sus obras bastó para que su nombre quedara perpetuado en la historia del cancionero romántico latinoamericano: el bolero moruno “Mal pago”. Esta pieza fue estrenada por Ray Arroyo y Su Trío en el álbum “O...” (Ansonia, ALP-1264), editado en 1960. A pesar de que, en el interín, se editaron otras versiones discográficas, en realidad la que, por su impacto, la colocó en los escalafones de popularidad a nivel continental fue la aportada por el lareño José
Feliciano, quien la incluyó en su producción titulada “Sombra... una voz... una guitarra”), bajo el título de “Amor gitano”, en 1967. A partir de entonces, en muchas de sus posteriores grabaciones, este tema sería identificado de la manera en que lo rebautizó Feliciano.

Entre tantas otras, conocemos las versiones aportadas por: Alci Acosta, colombiano (Fuentes, 1964); las cubanas Blanca Rosa Gil (Velvet, 1966) y La Lupe (Tico, 1968); Trío Los Señoriales, boricua (TLS, 1978); los dominicanos Sobeyda (Gironé, 1984), Thony Medrano (Karen, 1989), Yolanda Duke (RMM, 1992) y Toño Rosario, la de éste último, en ritmo de merengue (WEA Latina, 1996); la mexicana Lucía Méndez (Sony Latin, 1998), etc. Ahhh... valga aclarar que el autor no protestó por el cambio de título que le hiciera el consagrado cantante y guitarrista ciego, como muestra de agradecimiento por las jugosas regalías que su grabación le granjeó.  


Hijo menor de los cinco procreados por el matrimonio formado por Ignacio «Nené» Flores Cardona y María Osuna Rodríguez, este autor creció en un ambiente musical. Contaba ocho años de edad cuando su padre – quien fuera destacado concertista de la guitarra – lo inició en el aprendizaje de este instrumento. Sin embargo, aunque ya sentía el deseo de convertirse en músico, el carácter endemoniado de su progenitor le quitó interés en seguir tomando clases... con él. A don Ignacio se le recordaría por sus furibundos “ataques temperamentales” y por ser un maestro excesivamente estricto. En lo sucesivo, prefirió continuar su adiestramiento de manera autodidáctica mientras se aficionaba al canto. En 1940 – contando entonces 17 – se presentó en el programa-concurso de aficionados “Tribuna del arte”, producido y animado por don Rafael Quiñones Vidal en la emisora WNEL. Tanto impresionó con su interpretación del bolero “Vagabundo”, de Arturo Somohano, que pronto fue reclamado para participar en otras audiciones radiales y actuar junto a diversos conjuntos.

Al inaugurarse la Escuela Libre de Música de Caguas en 1947 – año en que también se establecieron las de San Juan, Ponce y Mayagüez –, de inmediato se matriculó, ansioso por pulir su técnica como ejecutante y aprender los secretos del Solfeo. Para su mala suerte, un padecimiento en la visión que le impedía leer el pentagrama con claridad frustró ese anhelo. Entonces decidió dedicarse por completo a la canción popular y marchó a Nueva York determinado a abrirse camino en el entonces agitado y glamoroso ambiente artístico hispano que se desarrollaba en aquella metrópoli.
Luego de desempeñar los oficios típicos de los inmigrantes, en 1950 emprendió formalmente su trayectoria profesional fundando el trío Los Cancioneros del Alba, nombre con que rendía honor a su primera hija. Aquel mismo año se estrenó como compositor con el bolero “Alma perdida”. Este fue grabado poco después por Ray Arroyo y Su Trío bajo la etiqueta América. Su inspiración no se detendría: tan sólo frente a su grupo grabó más de 25 obras suyas.

Lista parcial de los intérpretes de sus composiciones:

• Panchito Riset: “Allí” y “Que me mate la bebida” (Ansonia, 1955).
• Raúl Shaw Moreno: “Allí” (Musart, 1957).
• Carlos Pizarro: “Ella y yo”, “Nada vas a lograr” (Verne, 1958), etc.
• Cheíto González con Los Tres Reyes: “Espejo” (RCA Victor, 1958).
• Ray Arroyo y Su Trío (Ansonia): “Sin amor” y “Telegrama” (1959); “Señorita” (1961),
• Blanca Iris Villafañe: “Si fueras libre” (Ansonia, 1959); “No habrá divorcio” (Ansonia,      
  1961); “Aunque me cueste morir”, “Canalla”, “Olvídate de mí”, etc. (Ansonia, 1962).
• Roberto Ledesma: “A plazos” (Gema, 1965).
• Felipe Rodríguez: “Lámpara” (Spanoramic, 1966).
• Vicentico Valdés: “No disfrutarás” y “Por qué creo en Dios” (United Artists Latino,
   1967).
• Los Tres Grandes: “He regresado” (Grand, 1978).
• Kim De los Santos: “No disfrutarás” (JOY, 1980) y “Ladrón de corazones”
• Paquito Guzmán: “Te lo prohíbo” (TH/LAD, 1981).
• Ismael Miranda: “Ladrón de corazones” (Fania, 1993).
• Julín Reyes y su Trío Los Caciques: “Busco un amor” y “Todavía puedo” (Tudor,
  1995).
• Vitín Fonseca y su Trío Los Diamantinos: “El espejo” (VF, 2001).

Autor:

Miguel López Ortiz para la Fundación Nacional para la Cultura Popular

Cita Esta Biografía:

Fundación Nacional para la Cultura Popular | San Juan, Puerto Rico: Héctor Flores Osuna. Publicado el 26 de junio de 2014. Accesado el 13 de mayo de 2016.https://prpop.org/biografias/hector-flores-osuna/




3 comentarios:

  1. Tremendo, otra joya que muy pocos conocíamos (incluyendome)

    ResponderEliminar
  2. Tremendo, otra joya que muy pocos conocíamos (incluyendome)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sr. López por los datos biográficos de mi padre Hector Flores Osuna. Quedo de usted Dr.Hector Flores Aponte

    ResponderEliminar